Bacalao con tomate

Recetas de bacalao fresco con tomate

Bacalao con tomate al horno

Bacalao con tomate al horno

Los sabores mediterráneos del tomate cherry, el bacalao, el aceite de oliva, el perejil, la cebolla y el ajo se mezclan de forma magistral en una receta muy sencilla y deliciosa.

Estos ingredientes dan para 4 porciones. La receta lleva un tiempo de preparación de 20 minutos y un tiempo de cocción de 25 minutos.

INGREDIENTES

  • 4 filetes de bacalao de unos 250-300 gr cada uno
  • Sal, al gusto
  • Pimienta negra recién molida, al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 cabeza de ajo, cortada por la mitad a lo ancho
  • 12 tomates cherry cortados por la mitad
  • 1 cebolla blanca picada
  • 60 ml de vino blanco
  • 60 ml de caldo de pollo
  • 2 cucharadas de salsa de tomate casera
  • 60 ml de nata para cocinar
  • Unas hojas de perejil picado

MODO DE ELABORACIÓN:

Lo primero que hay que hacer es calentar el horno a 230 grados con ventilador y calor arriba y abajo.

Forramos una fuente para horno con papel vegetal y colocamos dentro los filetes de bacalao limpios, los ajos (con la piel incluida) y los tomates cherry.

Rociamos todo con un buen chorro de aceite de oliva y lo sazonamos con sal y pimienta negra.

Introducimos el pescado en el horno durante 15 minutos, hasta que el pescado se haya hecho un poco. Sacamos el pescado a un plato y lo cubrimos con papel de aluminio. Retiramos el papel vegetal y no apagamos el horno.

Mientras tanto, en una sartén a fuego medio añadimos 1 cucharadita de aceite de oliva y sofreímos la cebolla picada durante unos minutos, hasta que empiece a ablandarse. Vertemos el vino blanco, el caldo de pollo y la salsa de tomate. Condimentamos con 1/2 cucharadita de sal y 1/4 de cucharadita de pimienta negra.

Aumentamos la temperatura y lo dejamos que llegue a ebullición. Apagamos el fuego y vertemos el contenido a la fuente, apretando los ajos para que salgan (se separarán muy fácilmente de la piel). Dejamos que se cocine en el horno 15 minutos más.

Reservamos la mitad de los tomates para decorar, y el resto de la salsa lo pasamos por la batidora, añadiendo la nata, hasta hacer una salsa fina.

Por último, ponemos el bacalao en el fuente, le añadimos la salsa encima y decoramos con los tomates que dejamos reservados. Introducimos la fuente en el horno durante 5-7 minutos más, hasta que se empiece a dorar ligeramente.

Servimos en platos individuales y decoramos con el perejil picado por encima.

Notas.

Cualquier pescado blanco es bienvenido en esta salsa, incluso también carnes blancas magras. Ideal para hacer un plato muy sano y ligero.

El papel vegetal lo ponemos encima de la fuente para que el pescado no se pegue y se rompa al sacarlo. Si tienes una fuente o cazuela antiadherente no es necesario forrarla.

La salsa de tomate mucho mejor si es casera, pues potenciará su sabor. Si no dispones de ella, una salsa de tomate comprada puede valer.